Santurtzi, Ortuella, Trapagaran y Portugalete podrán reciclar residuos orgánicos.

Tras haber sido aprobada el pasado mes de febrero la encomienda de gestión de la implantación del quinto contenedor que los ayuntamientos de Trapagaran, Ortuella, Santurtzi y Portugalete hicieron en favor de la Mancomunidad de Basuras de Ezkerraldea y Meatzaldea, faltaba el trámite de que las cinco partes rubricasen el acuerdo que va a hacer que estos cuatro municipios se sumen al centenar de localidades vizcainas que ya reciclan los residuos orgánicos domésticos. La firma de este acuerdo se realizó la pasada semana y, desde ese momento, la Mancomunidad de Basuras de Ezkerraldea y Meatzaldea, presidida por Estibaliz Olabarri, será la encargada de realizar todos los trámites pertinentes para que, presumiblemente, antes de que finalice el presente año, los cuatro municipios cuenten en sus calles con los depósitos marrones.

De este modo, el primero de los puntos que establece el acuerdo suscrito por la Mancomunidad y las cuatro localidades es que corresponderá al órgano supramunicipal la realización de todos los trámites pertinentes de cara a que la Mancomunidad reciba la subvención necesaria por parte de la Diputación Foral de Bizkaia. Ese es el primer efecto que tendrá esta encomienda de gestión, ya que solo el órgano supramunicipal podrá pedir dichas subvenciones. Asimismo, otro de los puntos que se acuerda en esta cesión de la gestión del quinto contenedor, es que, al menos, en el plazo de un año, corresponderá a la Mancomunidad llevar a cabo las actuaciones que sean necesarias para el suministro de estos contenedores, la instalación de los mismos, la puesta en marcha del servicio, su gestión y el transporte de los residuos a la planta de compostaje. El plazo máximo de esta encomienda de gestión será de 30 meses y la misma estará supervisada por los técnicos municipales y se ajustará a las necesidades que presente cada uno de los ayuntamientos.

En este aspecto, ya se ha diseñado cuántos contenedores se pondrán en cada municipio en esta primera toma de contacto de las localidades con esta forma de reciclaje que es voluntaria y cuyos contenedores se usan bajo llave. En total, serán más de 150 depósitos los que se pondrán a disposición de la ciudadanía en los próximos meses en estas cuatro localidades. De ellas, la que tendrá más contenedores por su número de habitantes y extensión será Santurtzi, municipio que tendrá 75 depósitos de este tipo. En el caso de Portugalete, municipio con una extensión mucho menor que Santurtzi, contará en esta primera incursión del contenedor marrón en la villa con entre 40 y 50 depósitos. Por su parte, en ese pedido de cubos marrones, 21 contenedores tendrán como destino la localidad de Trapagaran, mientras que una quincena se instalarán en Ortuella. En el caso de este último municipio, los depósitos se colocarán en puntos estratégicos de la localidad para tratar de llegar al mayor número posible de vecinos de las diversas zonas.

Residuos aptos

Una de las cuestiones que más dudas puede despertar entre la ciudadanía es saber qué tipos de residuos son aptos de ser depositados en este contenedor. De este modo, en el container marrón se podrán depositar restos de origen vegetal cocinados y crudos, verduras, frutas, semillas, frutos secos, cereales, pan, productos de bollería, papel de cocina, rollos de papel de baño, servilletas… También se podrán echar al quinto contenedor restos de jardinería como ramas y flores y, por otro lado, bolsas de infusiones naturales, posos de café y el corcho de algunos envases. Como ya ha ocurrido en otros municipios, previamente a la puesta en marcha del contenedor marrón habrá una campaña de sensibilización en la que se animará a la ciudadanía a sumarse e inscribirse a esta forma de reciclaje.

Noticia publicada en: Deia
Foto: Deia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario